MS Paint

MS Paint para Windows no es perfecto, pero le queremos igual

¿Te apetece descargar el clásico Windows Paint por nostalgia? Te adelanto que te llevarás un chasco: el programa de pixel art y de dibujo que conoces cambió en su versión para Windows 7. Sus cambios no son drásticos o dramáticos pero sí molestos, ¡avisado quedas! Si no, también puedes probar con otros programas de diseño gráfico con más chicha como PhotoScape o GIMP. Ver descripción completa

PROS

  • Esa sensación que recorre tu alma al abrirlo
  • Es gratis

CONTRAS

  • Es sencillo, es imperfecto pero… ¿importa acaso?

¿Te apetece descargar el clásico Windows Paint por nostalgia? Te adelanto que te llevarás un chasco: el programa de pixel art y de dibujo que conoces cambió en su versión para Windows 7. Sus cambios no son drásticos o dramáticos pero sí molestos, ¡avisado quedas! Si no, también puedes probar con otros programas de diseño gráfico con más chicha como PhotoScape o GIMP.

¿Qué tiene de bueno Microsoft Paint?

Empecemos por las buenas noticias: la interfaz de Windows Paint es más limpia y moderna. Enseguida te acostumbrarás pues se empezaban a ver elementos que se consolidarían con Windows 8 y luego con Windows 10.

La simpleza de la que nos enamoró Paint en nuestra infancia sigue intacta. Tienes más opciones para pinceles, formas… Pero nada abrumador. Una vez te acostumbras a su interfaz (no tardarás demasiado en hacerlo) te sentirás enseguida como en casa. Piensa que incluso algunos de los accesos rápidos más clásicos siguen ahí, como el uso de CTRL y + para aumentar el tamaño de la línea.

Y ahora, las malas noticias

¿Y qué tiene de malo Microsoft Paint? Molestias. Son pequeñas pero se van acumulando hasta que cuesta obviarlas. Por ejemplo, ahora el anti-aliasing es automático en todo. Esto puede gustar a los usuarios casuales pero a los veteranos o a los artistas gráficos les molestará que todo se suavice de forma automática. Debería poderse desactivar.

Más molestias: MS Paint selecciona automáticamente cualquier línea u objeto después de que lo haya dibujado, se ha eliminado el pincel de pixeles sólidos… Nada dramático o gordo pero que puede echarte hacia atrás.

Abre las puertas de la nostalgia

Seamos sinceros. Antaño, abríamos Windows Paint no porque fuera el programa de dibujo más avanzado o más completo. Lo abríamos porque nos aburríamos. Porque no existía nada mejor. Y del aburrimiento surgió el cariño.

Ahora no quieres descargarte MS Paint porque necesitas realizar un trabajo elaborado. Te lo quieres bajar porque le añoras, porque te sientes nostálgico. Como cuando te descubres con ganas de llamar a una antigua pareja solo para preguntarle cómo le van las cosas, solo para volver a escuchar su voz una vez más antes de volver al presente.

Adelante entonces. Abre Paint de nuevo y déjate inundar por la nostalgia.